2016: Panorama de salud en Argentina.

Entre febrero y julio del año 2015 hicimos una encuesta sobre la salud de los argentinos con la participación de 175 personas. Algunos datos relevantes corroboran el aumento de ciertas patologías como el stress crónico o el sobrepeso.

Sedentarismo y stress: ¿Un problema argentino?

Ante la pregunta: «¿Qué elementos del cotidiano perturban más su equilibrio vital?”, las primeras respuestas son: la alimentación (23%); la falta de ejercicio (23%), el desequilibrio del sueño (23%) y el stress laboral (21%). Estas respuestas son muy llamativas ya que demuestran problemas sanitarios que afectan cada vez más a los países industrializados.

En julio del año pasado, un estudio de la Organización Mundial de la Salud reveló que Argentina es el país con mayores problemas de obesidad de Sudamérica con un 23,6% de la población en estado de obesidad y 63.9% en sobrepeso. Se estima que las causas principales son:

  •  Un consumo de carne muy elevado de 59 kilos por año y por persona, una de las cifras más altas del mundo
  • Un consumo de frutas y de verduras muy bajo (193 gramos por día en vez de los 400 recomendados)
  • Un alto consumo de gaseosas y galletas (los argentinos comen 15 kilos de galletas dulces al año, una cifra muy superior al resto del mundo)

Es importante precisar también que todas las capas de la sociedad parecen sufrir de desequilibrios nutricionales que favorecen el aumento de peso. En agosto del 2015, la Fundación Interamericana del Corazón publicó un informe sobre la publicidad de alimentos dirigida a los niños en la televisión argentina y los resultados son preocupantes:

  •  Se estima que los niños y niñas argentinos están expuestos a más de 60 publicidades televisivas de comida chatarra por semana
  •  Casi 9 de cada 10 alimentos que se publicitan durante los programas infantiles de TV tienen bajo valor nutritivo
  • Las principales categorías de productos publicitadas en los cortes comerciales de programas dirigidos a audiencia infantil son los postres (23.3%), los lácteos (16.2%), las bebidas azucaradas (13.2%), las cadenas de comida rápida (12.5%) y los snacks salados (7.9%)
  •  1 de cada 3 publicidades utiliza regalos o premios para incentivar la compra
  •  1 de cada 4 publicidades utiliza personajes o famosos

Más allá de «ingerir» comida sana, la verdadera problemática parece ser la cuestión del placer. Comer sano no quiere decir comer «aburrido». Sólo hay que aprender a cocinar con porciones y productos distintos. El momento de comer cumple también una función social primordial. Es importante asociar el acto de comer con un momento agradable de encuentro familiar, hacer participar a toda la familia, poner una mesa linda y platos con colores. Si desde nuestra infancia las publicidades de comida industrial usan canciones, regalos y superhéroes para vender sus productos, es normal que las verduras se queden atrás. Por eso los padres tienen un rol de importancia enseñando a sus hijos el placer de comer saludable.

Actividad física

Por otro lado, la inactividad física es también un factor considerable del sobrepeso y de muchas enfermedades como la hipertensión, la cardiopatía coronaria, la diabetes y enfermedades no transmisibles. Hacer ejercicio no solamente reduce las probabilidades de padecer alguna enfermedad, sino que permite disminuir el stress y mejorar la calidad del sueño.

Nuestro ritmo de vida contemporáneo no favorece mucho el movimiento: el trabajo en oficina, internet, los ascensores y escaleras mecánicas, etc. Muchas empresas de productos digitales se dieron cuenta que, en vez de separar actividad física y tecnología; era más interesante asociar los dos. Poco a poco aparecen canales Youtube especialmente dedicados a la práctica de actividad física o aplicaciones móvil que enseñan ejercicios, miden la cantidad de energía gastada y dan consejos para mejorar la recuperación muscular. Inclusive la empresa Apple sacó en septiembre del año 2014 un reloj que funciona como un coach de deporte y tiene un pulsómetro integrado.

Lo importante en realidad es integrar la actividad física a nuestro cotidiano: bajar un poco antes de la parada para caminar, ir de compras caminando, tomar las escaleras, etc. Muchas veces, estos esfuerzos son los que dan más resultados por la sencilla razón de que son sostenibles en el tiempo. Es preferible entonces empezar por esos cambios antes de realizar ejercicios más intensivos.

Lo recomendable para los adultos es hacer 150 minutos de actividad física moderada por semana, o bien 75 minutos de actividad intensiva. Este tiempo se puede distribuir en pequeñas sesiones durante toda la semana.

Stress laboral

En septiembre del 2014, la consultora d’Alessio IROL determinó que Argentina está en el cuarto puesto en el ranking mundial de stress laboral, detrás de Japón; Rusia y Arabia Saudita. La Organización Internacional del Trabajo es consciente del fenómeno, por lo cual decidió elaborar un manual para la prevención del stress laboral destinado a las empresas. Este manual de más de 100 páginas explica en qué la organización de trabajo, la comunicación, el entorno físico y la protección de la vida privada tienen impacto en el stress de los empleados y propone soluciones para mejorar el ambiente laboral. Más allá de ser medidas importantes al nivel sanitario, es también interesante para las empresas: un empleado que no está sometido al stress es mucho más productivo.

Es importante tomar en serio el stress laboral ya que puede tener varios impactos para el individuo que lo padece, ya sea en su salud física (sobrepeso, diabetes, trastornos cardiovasculares…), en su salud mental (depresión, problemas de memoria, irritabilidad…) y también en sus relaciones sociales (crisis de pareja, aislamiento…).

Hormonas

El 87% de las personas que participaron de la encuesta reconocieron haber pasado por una etapa de desequilibrio hormonal que influyó en su estado emocional.

No es una novedad que durante la adolescencia, el embarazo o la menopausia, los niveles de hormonas cambian, lo que puede tener un impacto en el estado emocional de las personas. Estos cambios son tomados en cuenta por los profesionales de la salud que, además de proceder a los exámenes clínicos habituales y proponer los tratamientos posibles, favorecen el diálogo y en ciertos casos recomiendan consultar a un psicólogo. El 62% de las personas que respondieron a nuestra encuesta afirman que si un día se encuentran con un desequilibrio emocional, les ayudaría compartir su situación con personas que tienen problemáticas similares.

En lo que concierne a la mujer, si sabemos que las hormonas tienen un impacto en su estado emocional, es importante diferenciar los factores biológicos de los factores culturales. Sonia Lupien, investigadora en el Centro de Estudios sobre el Stress Humano (CESH) pone en evidencia la falta de datos científicos sobre el impacto de las menstruaciones en el estado emocional de las mujeres: “Una vez hice un ejercicio con mis alumnos. Los que pensaban que las menstruaciones tenían un impacto en las emociones de la mujer debían ir a un lado de la sala, los que pensaban que era un mito tenían que ir por el otro lado. Todas las mujeres se juntaron para afirmar que las menstruaciones tenían un impacto biológico en el estado de ánimo, mientras que los hombres pensaban que no.” Según Sonia Lupien, es difícil definir si la menstruación tiene o no un impacto. Una investigación a nivel mundial demostró que todas las mujeres afirmaron que sentirse más sensibles en esos días excepto en India, lo que nos lleva a pensar que el aspecto cultural también tiene su importancia.

Por otro lado, hay que precisar que los hombres también pueden pasar por cambios hormonales que influyen en su estado emocional. La baja de testosterona durante la andropausia puede provocar irritabilidad y en algunos casos hasta depresión. Esta baja de testosterona también aparece en estado de stress prolongado.

Nuestros consejos para 2016

  •  Diversificá tus alimentos
  • Privilegiá el consumo de verduras y de frutas
  • Reducí la cantidad de azúcar, sal y grasa
  • Caminá al menos 30 minutos por día
  • Mantené actividades positivas todos los días como la lectura, la música o el yoga
  • Separá tu vida laboral de tu vida privada
  • Escuchá tu cuerpo y mimate cuando lo necesites.

MAFFEI Centro Médico

Ambre Voirin

Redactora Web MCM

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s